Noticias de la República de Colombia

Los transportistas escolares protestaron en Cuenca

62 0



Los conductores portando mascarillas y busetas exhibiendo pancartas sobre la crisis económica del transporte escolar de Cuenca se cumplió este martes 7 de julio del 2020, el denominado “Pitazo contra la banca”.

Con esta marcha pacífica, los socios buscan que la banca privada les otorgue un año de gracia para retomar el pago de los créditos porque no tienen ingresos para responder a sus obligaciones, dijo Mauro Viñansaca, presidente de este gremio en Cuenca.

La Federación de Transporte Escolar e Institucional del Azuay agrupa a 750 socios que llevan casi cuatro meses sin trabajar, por la emergencia sanitaria del covid-19. La mayoría tiene deudas con las entidades financieras por la renovación de sus unidades o por otras necesidades.

La Ley de Tránsito establece que el transporte escolar e institucional tiene 15 años de vida útil. A Miguel Durazno, socio de una de las cooperativas, le preocupa las presiones que vive a diario por una deuda de USD 10 000 que tiene con una cooperativa.

“No tengo trabajo como responder y los bancos nos llaman a cada rato para presionarnos por las deudas. Es incierto el tiempo en que regresemos a trabajar porque ya anunciaron que en septiembre iniciará el año lectivo de forma virtual”, explicó Durazno.

Agentes de la Empresa de Movilidad del Municipio de Cuenca se encargaron de dirigir el tránsito. Foto: Lineida Castillo / EL COMERCIO

Las calles de la ciudad se llenaron de las busetas escolares. Un grupo partió desde el sector del Mercado 27 de Febrero (sur) y el otro desde el parque Miraflores (norte), ambos con dirección al Centro Histórico.

En las intersecciones más importantes como en el Puente de El Vado, Tarqui y Larga, Benigno Malo y Sucre, entre otras, agentes de la Empresa de Movilidad del Municipio de Cuenca se encargaron de dirigir el tránsito, pero pese a ello se generaron congestionamientos.

Los dirigentes de la Federación presentaron un documento con la propuesta al gobernador de Azuay, Xavier Martínez, para que sea remitida al Presidente de la República. Piden solidaridad por la crisis económica y social que enfrentan sus familias.

Plantean al Gobierno que disponga la moratoria en las deudas contraídas durante el tiempo que dure la emergencia sanitaria. Es decir, que no se pague ninguna cuota durante ese tiempo. Pero además, que se refinancien las deudas con interés preferencial y plazos flexibles conforme a los ingresos que tienen.

“Es difícil sobrevivir en nuestra realidad sin empleo, sin ingresos y con deudas que pagar. Cooperativas y bancos pedimos solidaridad”, se leía en un cartel colocado en una de las busetas que participó en la movilización que terminó pasadas las 12:30.