Noticias de la República de Colombia

Rigoberto Urán, octavo en el Tour de Francia, premio a su profesionalismo – Ciclismo – Deportes

5 0



Rigoberto Urán es un ejemplo al profesionalismo, sacrificio y mentalidad positiva. Por esta época, hace un año, su salud no era la mejor, tras el duro golpe que se dio en la sexta etapa de la Vuelta a España, que lo envió al hospital y a un difícil y casi que eterna recuperación.

Urán fue operado. Mientras estuvo en la clínica sus familiares le dijeron que se retirara, que se bajara de la bicicleta, pero no lo hizo. Les dijo que era su profesión y que a sus 32 años, hoy 33, no estaba viejo y que quería disfrutar del ciclismo.

Le puede interesar (Entrevista: ‘Rigo’ Urán, sin mordaza, habló duro y sin tapujos)

Volvió a las carreteras en el Tour de Colombia, carrera en la que le ayudó a ganar a su compañero en el Education First, Sergio Higuita. Su participación se confirmó a última hora y se vio a un Urán diezmado físicamente, sin el mismo golpe de pedal de siempre.

A pesar de todo, Rigoberto no bajó los brazos, siguió entrenando, llegaba de sus prácticas y realizaba trabajos de fisioterapias, largas horas en busca de, al menos, tomar alguna forma para volver a correr.

Sin la presión de ganar, el ciclista, medallista de plata en los Juegos Olímpicos del 2012, no volvió a correr, llegó el tema de la suspensión de la temporada debido al brote de la covid-19, pero no levantó el pedal.

Fue de los que volvió a la carretera sin hablar mucho, en busca de retomar el ritmo y la condición. Fue al Criterium Dauphiné, no se mostró, hizo kilómetros, le ayudó a Daniel Martínez a ganar la carrera y se enfiló hacia el Tour.

La primera semana la negoció bien, terminó en la sexta casilla a 32 segundos de Primoz Roglic, el líder del momento.

Rigoberto Urán tiene como aliada a la contrarreloj.

Y en la segunda parte del Tour, Rigoberto Urán terminó en la tercera casilla, a un minuto 34 segundos de Roglic, algo impensado antes del arranque dela competencia, pero que lo ilusionó.

Bajó al sexto lugar en la etapa 17, la del Col de la Loze, cuando ganó Miguel Ángel López. Las fuerzas le alcanzaron hasta ese día, pero no salió de los seis primeros. Al día siguiente, también cedió, perdió más de dos minutos, sin embargo, quedó de octavo y afrontó en esa posición la crono de 36 km.

Urán hace dos años recuperó esa forma para las jornadas al reloj y no desentonó, fue décimo en la etapa a 2 min 54 s de Tadej Pogacar y se quedó en la octava casilla en un Tour excepcional.

No es nuevo que termine en esos puestos, dentro de los 10 mejores de la general. Eso lo ha hecho en las tres últimas ediciones: fue segundo en 2017, séptimo en el 2019 y octavo en el 2020, eso lo dice todo.

Lisandro Rengifo
Redactor de EL TIEMPO
@lisandrabel