Noticias de la República de Colombia

Roland Garros 2020: Entrevista Pablo Carreño sobre Nadal, Djokovic – Tenis – Deportes

10 0



En el común no es muy reconocido el nombre de Pablo Carreño Busta. Sin embargo, en el planeta tenis, este silencioso jugador está en la mira de muchos por ser un alfil más de la armada española que se encuentra en la pelea de los diferentes torneos de la ATP.

Carreño Busta, con 29 años, es el actual número 18 del planeta. Derecho, con revés a dos manos, ha ganado cuatro títulos en la modalidad de sencillos y este año levantó un trofeo en los dobles. El mes pasado jugó las semifinales del Masters de Cincinnati y el US Open, por lo que quiere sorprender en Roland Garros, en el que debuta hoy contra el australiano John Millman.

Le puede interesar: (Egan, entre el Giro y la Vuelta: ¿qué va a correr?).

El español atendió una llamada telefónica con EL TIEMPO, en la que habló sobre su nivel, Roland Garros, la nueva generación, el tenis actual y cómo vio desde la cancha la descalificación de Novak Djokovic del US Open. 

Tuvo una muy buena gira en EE. UU., ¿no?
Fueron casi cuatro o cinco meses que estuvimos parados y no nos quedamos quietos. Hemos aprovechado este tiempo para trabajar y con la vuelta al circuito eso se vio. Tanto como mis entrenadores, mis preparadores y yo estuvimos preparándonos a conciencia en algunos aspectos que nunca había dado tiempo a mejorar, porque nunca teníamos tanto tiempo seguido para ajustarlos. Eso me pone muy contento, porque se refleja en mi altísimo nivel.

¿Qué fue lo más difícil en el regreso?
Físicamente sí que estaba preparado para jugar partidos largos, para jugar varias semanas seguidos, pero obviamente lo que no se podía entrenar fue la presión, la tensión de los partidos. Creo que eso fue lo más difícil para todo el mundo y lo que más se notó. En los primeros partidos que jugamos sí que acabábamos los partidos y a los siguientes días se tenía alguna molestia, sobre todo por eso, por el tema de la tensión cuando se está en momentos delicados, esos tiempos en un entrenamiento o prácticamente imposible de entrenarlos.

También lea: (Barcelona, sin despeinarse, goleó a Villarreal).

¿Se veía jugando semifinales en la gira por EE. UU?
Los primeros partidos no sabía cómo iba a reaccionar, no solo físicamente, sino mentalmente. En los partidos pueden pasar muchas cosas y es importante estar preparado para buscar las soluciones a esos problemas que se van dando durante los encuentros. Yo creo que jugar el dobles en Cincinnati, ganando el título con Álex de Miñaur, fue muy importante también, porque son momentos en pista, momentos de tensión que van sumando, porque aunque el dobles no es mi prioridad, pues me va facilitando volver a mi nivel y acostumbrarme a esos momentos. Entonces, jugar los dobles y ganar el título me ayudó mucho para irme soltando y tomar ese gran rendimiento, que se vio a medida que pasaba el US Open.

Se le ve con mucha constancia…
Sí, bueno. En el US Open hubo partidos muy complicados. Miremos el primer partido del US Open contra un rival que a priori no era tan difícil, no tenía tan buen escalafón como el mío y se me complicó mucho, perdía dos sets a uno y logré darle vuelta. Ese resultado me ayudó mucho anímicamente y de motivación para seguir esforzándome, además de confianza para los siguientes partidos. Estamos hablando que gané cinco juegos y perdí en semifinales un partido que ganaba por dos sets, pero bueno, las sensaciones fueron muy buenas, el nivel de tenis fue muy alto, en partidos como el que disputé contra Djokovic, en donde jugué un primer set magistral o como el partido contra Shapovalov, que fue muy duro.

Hemos visto muchos partidos con dos sets arriba y se terminan perdiendo, ¿cómo afinar esos detalles?
Yo creo que en Roland Garros no vamos a ver tanto esa tendencia. Ya llevamos casi mes y medio de rodaje, la gente ya ha jugado varios torneos, estamos más o menos metidos, de nuevo, en la competición. En el US Open solo teníamos un torneo previo y eso lo hizo complicado, pero bueno, ahora es tierra batida, los partidos van a estar muy disputado, va pasar de todo. En mi caso intentaremos ser constantes, tener esa concentración durante todos los momentos del partido para no tener esos altibajos y que no haya un set bueno y otro malo. Hay que mostrar un excelente dominio mental durante todo el partido y así ponerle muy difíciles a los rivales.

Le recomendamos: (Doblete y asistencia de Suárez en su debut con Atlético de Madrid).

¿Cómo vivió la descalificación de Djokovic desde la cancha?
Fue un momento muy raro, muy difícil y obviamente muy inesperado. Yo estaba en unos octavos de final contra el número uno del mundo, que no había perdido ningún partido en el año. Conseguí mantener igualado el marcador hasta el final del primer set, en donde tuve unas jugadas increíbles y terminé llevándome un quiebre. En ese momento en el que sucede todo yo no estoy tan pendiente, porque yo estaba mirando hacia atrás, pero luego me percato de que la jueza de línea estaba tirada en el suelo con algunos gestos de dolor y costándole la respiración. Fueron momentos muy difíciles, muy raros. Al final no creo que haya estado bien o mal la decisión, lo único que se hizo fue cumplir las reglas. Está claro que si le pegas a un árbitro cuando no se está en juego estás descalificado. Obviamente que creo que Djokovic no haya querido darle, fue un poco de mala suerte. Esa bola la lanzas 100 veces y 99 veces no le pegas a nadie, pero en esta le dio y desgraciadamente tuvo que dejar el partido porque las reglas son así.

¿Qué tipo de tenis estamos viendo en la nueva generación?
Está claro que Federer, Nadal y Djokovic son tres extraterrestres, que han hecho lo que han querido en el tenis, han impuestos récords, ganado la mayor cantidad de grand slams, más semanas como números uno. Son tres jugadores increíblemente buenos. Su plus es que tienen una regularidad enorme, lo que hace que para el resto de tenistas sea difícil poder ganar un título de este nivel, pero al final estamos hablando de que Roger está cerca de los 40 años, Rafa y Novak tienen casi 35 años, así que yo creo que hay los jóvenes que hay como Shapovalov, que se acaba de meter en el Top-10, Zverev, Thiem, Medvedev, están de frente a muchos años de carrera. En algún momento el Big Three se va a retirar y les tocará a ellos de tomar esa posta. No será el único grand slam que se decida entre los jugadores de la Next Gen, sino que habrá muchas más oportunidades. Y también me meto en ese listado si veo la oportunidad (risas)

¿Se ha perdido la estética en el tenis y ahora solo se juega de forma directa?
Hay muchos nuevos jugadores que están saliendo que son portentos, muy grandes, muy fuertes y sí que juegan un tenis más directo, a menos golpes, basándose mucho en su servicio, pero siempre habrá jugadores de todos los estilos. Thiem tiene un juego muy variado, adempas de un saque muy potente y con mucho efecto, tiene buena derecha, hace slices de revés; Medvedev juega más a la contra, es más defensivo desde el fondo de la pista, pero también es capaz de atacar cuando lo necesita. Seguirán saliendo tenistas de todo tipo y al final eso es lo bonito del tenis, que no todo el mundo juega igual. Aunque ahora parezca que la dinámica sea que todos tengan un gran saque y juegan puntos de dos, tres o cuatro golpes, se seguirá viendo variedad.

¿Cómo analiza este Roland Garros?
La historia ha dicho que los españoles son muy buenos en tierra batida y obviamente los resultados están ahí, con Rafa Nadal que lleva 12 títulos de Roland Garros y obviamente seguirá siendo favorito, pero ya los españoles nos manejamos bien todas las superficies. Yo tengo muy buenos resultados en pistas rápidas, Roberto Bautista es semifinalista de Wimbledon y también rinde en pista rápida. Hay jugadores españoles que son capaces de hacer muy buenos resultados en otras superficies, pero obviamente en el polvo de ladrillo siempre será nuestra superficie preferida. Creo que tendremos chances de hacer un muy buen torneo.

¿Nadal sigue siendo el gran candidato pese a su larga para?
Creo que sí. Él ha estado entrenando duro. En el torneo de Roma se lo notó su nivel en los primeros partidos que ha jugado, estuvo a un gran nivel. Es verdad que en el partido contra Diego Schwartzman se le vio esa falta de presión de la que hablé anteriormente, en la que no te va todo de cara, pero ya esa experiencia le va a facilitar todo en Roland Garros. No se puede decir que vaya a ganar fácil, porque obviamente el resto de jugadores del cuadro se lo van a poner difícil. Además está Djokovic en la otra parte del cuadro y tenistas como Thiem, Medvedev, Schwartzman, yo. Lo claro es que Rafa jugando a cinco sets en Roland Garros es muy peligroso y favorito.

¿Cómo ve a Cabal y a Farah, que ya ha enfrentado?
Aparte de rivales son grandes compañeros y amigos. Tenemos muy buena relación con los dos. Hemos jugado varias veces, también en varias finales nos hemos encontrado como en Roma hace dos años, y bueno, están demostrando que son una gran pareja, actuales números uno del mundo. Este año fue bastante complicado para ellos por el problema de Farah a inicio de año, luego vino lo de la pandemia. Les falta coger un poco el ritmo, pero creo que van a seguir ahí por muchos años, dándole alegrías a Colombia y al mundo del tenis. Al final la modalidad del dobles también es atractiva. Hay muchas personas a la que le gusta verla y jugarla. A mí me gusta jugarla, aunque en torneos a cinco sets sea muy difícil y compaginar ambas modalidades.

Robert Farah y Juan Sebastián Cabal

Foto:

Efe – David Guzmán

¿Por qué Juan Carlos Ferrero es su ídolo en el tenis?

Juan Carlos fue mi ídolo desde pequeño. Recuerdo que cuando comencé a seguir el tenis por televisión crecí viéndolo a él ganar la primera Copa Davis para España, jugando la final de Roland Garros y ganándola. Supongo que cuando eres pequeño y veas a un jugador de su país actuando a ese nivel y dándole al país esos títulos le coges especial cariño. Para mí Ferrero siempre fue un referente. Tengo la felicidad de estar trabajando con él en la academia y de conocerlo. Obviamente que no es el único. Están David Ferrer y Nadal, que me pilla cuando ya soy más mayor, así que lo veo como ídolo, amigo, compañero, pero también rival. Ambos somos muy amigos, hemos compartido en Copa Davis. Tenemos muy buenos referentes de jugadores y personas en España.

Le tocó sufrir en el fútbol siendo hincha del Sporting de Gijón
Soy de Gijón y siempre el equipo de mi ciudad lo he querido mucho. Últimamente no hemos tenido nuestros mejores años. El tema del dinero es muy importante en el fútbol. Ahora estamos en segunda división, pero la ilusión es lo último que se pierde. También se puede disfrutar de estar estando en la segunda división y vistiendo los colores. Es una ilusión poder seguirlos, me recuerda mucho a mi tierra, en la que no puedo estar siempre por mis viajes. Sigo mucho el fútbol, es una pasión.

¿Estamos muy distantes de verle ese gran nivel del 2017?
No, en estos torneos de Cincinnati y el US Open el nivel fue muy alto. No sé si al nivel del 2017, pero digo que a nivel de experiencia, de ser más jugador, creo que soy mejor ahora. Otra cosa es que los resultados vayan acompañando esas campañas, para eso se necesitan muchas cosas. En este US Open he demostrado que estoy dentro de los mejores jugadores, ganarles a rivales con buen escalafón y estar en las rondas finales de todos los torneos.

FELIPE VILLAMIZAR M.
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter: @FelipeVilla4