Noticias de la República de Colombia

Carlos Gruezo jugó el segundo tiempo en la derrota del Augsburgo

8 0



El RB Leipzig se impuso este sábado por 2-0 al Augsburgo, con goles de Angeliño y Youssuf Poulsen, y es líder en solitario de la Bundesliga tras sumar diez puntos en cuatro jornadas. El ecuatoriano Carlos Gruezo arrancó de suplente en el conjunto bávaro e ingresó a los 51 minutos, en reemplazo de Tobías Strobl.

El Leipzig es, además, el único equipo que, con tres victorias y un empate, todavía no conoce la derrota en el torneo alemán.  El primer gol del Leipzig fue una coproducción española. Centro de Dani Olmo desde la derecha al segundo poste, donde apareció Angeliño para marcar de cabeza.

En el segundo gol, marcado por Poulsen en el minuto 66, también participó Dani Olmo con un pase al área que el danés aprovechó para marcar con un remate de primera con la pierna izquierda.

El partido era un duelo por el liderato, pues el Augsburgo estaba empatado en puntos con el Leipzig. Gruezo no arrancó de titular, tras jugar dos partidos intensos con Ecuador frente a Uruguay y Argentina.

El Borussia Dortmund, mientras tanto, se convirtió en el perseguidor más cercano del Leipzig al ponerse solo un punto por debajo gracias a una victoria a domicilio por 1-0 ante el Hoffenheim con un gol de Marco Reus a pase de Erling Haaland dentro del área.

Tanto Reus como Haaland habían empezado el partido en el banquillo y no entraron al campo hasta el minuto 64. Reus había sufrido una lesión y Haaland disputó tres partidos con Noruega, lo que puede explicar la decisión del entrenador Lucien Favre, que también prescindió de otros hombres importantes en la formación inicial como Raphael Guerreiro o Jude Bellingham.

El Dortmund tuvo más y mejores llegadas a la portería contraria. La mejor, en el minuto 36 cuando el Hoffenheim se salvó gracias a que el defensa Robert Skov sacó de la raya de gol un remate a puerta vacía de Giovanni Reyna.

El meta Oliver Baumann también había salvado al Hoffenheim en el minuto 75 con una buena parada a un remate de Reus.