Noticias de la República de Colombia

Encuestas migraron a metodologías en línea y vía telefónica

9 0



La pandemia del coronavirus modificó la forma de levantar encuestas y sondeos de opinión. Algunas empresas que realizan estudios de este tipo tuvieron que prescindir de las entrevistas presenciales y potenciaron herramientas consideradas alternativas.

Cedatos, por ejemplo, intensificó las encuestas telefónicas desde marzo debido a las restricciones sanitarias para evitar la transmisión del covid-19.

Angel Polivio Córdova, director de la organización, cuenta que emplean un marco de muestra de siete millones de números celulares. Esta base está clasificada por edad, género, zonas urbanas, áreas rurales, entre otras variables.

La base se actualiza mensualmente para realizar estudios electorales, de mercado, entre otros proyectos.

La información la levantan 50 funcionarios, entre ellos Edwin Sarango, de 27 años.

El joven completa al día 12 encuestas telefónicas. Cada una dura entre 15 y 20 minutos. Reconoce que algunas personas no colaboran, pero en otros casos sí responden a todas las preguntas planteadas.

Cada encuestador trabaja en tres o cuatro proyectos durante su jornada. “Es un sistema probado, controlado, con un nivel de confianza del 95% y un margen de error de +-3,4%”, manifestó Córdova.

El distanciamiento social fue visto como una oportunidad en la empresa EurekNow. Así lo narró Jheovani Mejía, uno de sus representantes.

La firma frenó sus estudios de mercado bajo la modalidad “cara a cara”, pues la gente tenía temor de colaborar en las calles. Por ello apostaron por metodologías virtuales.

EurekNow ahora levanta información a través de paneles en línea. Según Mejía, las encuestas se envían por correo electrónico o vía WhatsApp.
Cuentan con una base con más de 60 000 contactos. La empresa aplica esta modalidad en el 90% de sus estudios.

En Cedatos se potenció el sistema de encuestas telefónicas, a raíz de la pandemia. Foto: Julio Estrella/ EL COMERCIO.

Mejía asegura que los paneles en línea tienen sus ventajas. Por ejemplo, los ciudadanos pueden responder la encuesta durante su tiempo libre. Además, advierte que esta modalidad otorga una mayor privacidad y las personas tienden a reservarse menos, sobre todo cuando hay una intención de voto ‘avergonzante’ .

Para los comicios generales del 2021, el Consejo Nacional Electoral (CNE) reformó el reglamento que regula las encuestas. El organismo dispuso que las empresas que realizan sondeos y pronósticos electorales deben registrarse hasta un mes antes de las votaciones.

El consejero electoral José Cabrera indicó que hasta el momento dos encuestadoras han sido calificadas por el ente.

Ruth Hidalgo, directora de Participación Ciudadana, cree que el registro en el CNE es positivo, pues así se evita que empresas poco serias difundan estudios sin sustento. “En estos momentos se requiere que las muestras sean lo más rigurosas posibles”, comentó.

Una de las firmas inscritas en el CNE es Clima Social Estudios y Asesoramiento, dirigida por Santiago Pérez.

La empresa adaptó su “técnica propia” a las recomendaciones sanitarias para seguir realizando encuestas en hogares. “Esto permite determinar realmente opiniones, conocimientos y percepciones” contó.

Pérez dice que su enfoque, basado en las ciencias sociales, requiere el contacto directo.

Sofía Estrella, directora de Estadística del CNE, recordó que todas las encuestadoras que difundan sondeos de los comicios del 2021 deben estar calificadas por el ente. De lo contrario, podrían incurrir en una infracción electoral.

Incluso, después de publicar una encuesta, las empresas tienen tres días para entregar al CNE un informe detallado, con la metodología utilizada y la muestra del estudio.