Noticias de la República de Colombia

Cuatro ‘brunches’ mañaneros y uno nocturno – Gastronomía – Cultura

9 0



Brunch, esa palabra en inglés que suena bonita para hablar de un menú intermedio entre desayuno y almuerzo, es –al menos en la oferta culinaria de Bogotá– una nueva forma de hablar de desayunos, puesto que sus cartas están más enfocadas a platillos asociados con la primera comida del día.

En estos tiempos posteriores a la cuarentena, entre las ofertas de desayunos (brunch) que se han reactivado son varias las que hacen énfasis en las horas de la mañana y con un servicio a la mesa, en la que el comensal pueda estar tranquilo, en grupos pequeños, sin necesidad de andarse levantando a buscar más comida. Es el caso de sitios como Canasto, Gaba o el mismo Ugly American, que han vuelto para complacer a sus comensales con muchas de las recetas ya conocidas.

Claro, encontramos una exitosa excepción. Bajo la palabra brunch, The Market Kitchen del Hotel W había posicionado antes de la cuarentena dos experiencias: una diurna y otra nocturna (sí, nocturna), y además con estilo de buffet de estaciones de comida. Ahora que lleva dos semanas de vuelta, su night brunch ha desbordado las expectativas de sus creadores, por la cantidad de público que quiere volverlo a vivir. Además, su formato busca ofrecer seguridad máxima, sin renunciar a las características básicas del buffet.

1. Canasto Picnic Bistró

La carta de brunch sigue siendo la misma, con sus pancakes (foto), calentado de quinua, sus famosas tostadas con trucha ahumada y sus sándwiches, en sus sedes de Quinta Camacho y El Virrey. Va hasta el mediodía (todos los días) y de ahí en adelante solo algunos quedan disponibles. Está la opción pícnic, para disfrutarlos al aire libre en el parque El Virrey, y la nueva opción de la caja de desayunos a domicilio

2. Ugly American Bar

Aunque la carta se redujo (ya no está su pollo sobre waffle), el brunch de Ugly American mantiene su esencia. “Somos un restaurante de barrio, así que vemos muchas caras conocidas”, dice el chef Daniel Kaplan. La oferta pasa por diferentes recetas de huevo (entre esta los huevos shaksuka, en la foto), tostadas, sánduches, calentado. Sábados, domingos y festivos, de 9:30 a. m. a 2 p. m.

3. Gaba

Que el público se sienta atendido como en su casa es uno de los pilares del restaurante Gaba, cuyo menú está a cargo del chef Juan David Gracia. El brunch se inclina más hacia el desayuno y el chef se enorgullece de que hacen sándwiches y preparaciones con un jamón hecho en casa. Sus croissants son hechos también por ellos con harina y mantequilla local. Hay opciones vegetarianas y veganas.

4. Night Brunch y la oferta dominical del Hotel W

Dice Ronald Schneider, gerente de alimentos y bebidas, que el Night Brunch nació como una oferta de comida para acompañar la barra libre de tragos de los sábados por la noche. Así que hay tacos, miniperros, minihamburguesas, arepas, sushi y más. Ahora usan acrílicos altos entre los platos y el comensal. “Es un buffet atendido -agrega Schneider-, es la única manera de mantener vivas las barras de comida en esta época”. Hay versión dominical diurna. Costo: $ 125.000.

5. La oferta del J W Marriott

Este es otro buffet asistido, en el que los clientes no tocan los utensilios. Esta oferta dominical se presenta en porciones individuales. Tiene un costo de 83.000 pesos por persona e incluye estaciones de comida y bebidas ilimitadas desde las 11:30 a. m. hasta las 4 p. m. La oferta pasa por frutas, quesos, carnes frías, ceviches, cocteles de mar, huevos y omelettes, parrillas de mar y tierra, pastas, waffles, así como alternativas para dietas especiales y cocina colombiana. Entre las bebidas hay mimosas y gin tonics. Se sugiere hacer reserva previa. En el lugar admiten grupos hasta de seis personas.

REDACCIÓN DE CULTURA
@CulturaET